Instalación engrasador automático de cadena Scottoiler

Para nadie es un secreto que el engrase correcto de la cadena de transmisón de nuestra moto es fundamental para su duración y el buen funcionamiento de nuestra máquina evitando tirones por estiramientos de la cadena y agarrotamiento de eslabones, aparte de ser menos necesario el tensado de la misma.

La cadena de transmisión ha de ser engrasada cada 500 – 1000 Km mediante grasa o aceite lubricante, habitualmente en spray. El problema de esto es que se engrasa una vez y hasta la siguiente ésta permanece con la misma grasa hasta la próxima acumulando polvo y suciedad, por lo que también es necesario limpiarla de vez en cuando con algún tipo de disolvente no agresivo para los retenes de la cadena como productos espe­cífcos, queroseno o gasoil.

Como solución a esto existe un producto en el mercado llamado Scottoiler que no es más que un engrasador automático para cadenas. Existen dos tipos, uno simple que funciona por el vacío generado por la admisión del motor de nuestra moto y otro electrónico donde regulamos la cantidad de aceite en un mando situado en el manillar. Nosotros nos hemos decantado, como casi todo el mundo, por el más sencillo y barato ya que están más que comprobadas sus bondades y buenos resultados en Inglaterra (donde casi el 100% de las motos lo llevan) y en nuestro paí­s.

Scottoiler V-System
Contenido del paquete

Este sistema dispone de un depósito donde va el aceite, un tubo conectado a latoma de vacío de la admisión de nuestro motor, un respiraredo que deja entrar aire al depósito a medida que sale el aceite, y un conducto con un inyector que va engrasando la cadena de forma constante a un ritmo recomendado por el fabricante de una gota por minuto.

La gota cae sobre la cadena y por capilaridad ésta se extiende transversalmente por la misma y al desplazarse y girar al rededor del plato la gota se extiende hacia atrás por la fuerza centrí­fuga ejercida. Podéis ver el esquema de funcionamiento en la figura siguiente:

Esquema de funcionamiento del sistema de accionamiento por vacío

Bien, ahora que ya sabemos cómo funciona vamos a explicar cómo instalarlo. En este tutorial lo instalaremos en la Suzuki Bandit 650 K8.

Antes de nada debemos elegir el sitio donde se alojará el depósito. Recordad que la toma de aire nunca debe estar por debajo de la salida del aceite del depósito.

Nosotros hemos elegido un tubo del chasis, justo debajo del asiento del lado izquierdo.

Para alojarlo utilizaremos una pieza plástica blanda, casi goma, que viene en el kit y que por un lado aloja el depósito del aceite y por el otro encaja longitudinalmente en el tubo del chasis de la moto. Cogemos el conjunto con las bridas negras largas que trae y ya lo tenemos fijado. Vemos el montaje final en la imagen:

Hay que elegir una ubicación donde el depósito quede lo más vertical posible. En la Bandit no me fue fácil, probé varios sitios. Inicialmente lo puse aquí aunque después lo cambié a debajo del asiento, justo al lado de la batería.
En la Bandit no hay mucho donde dejar el RMV vertical, cuanto más inclinado esté antes le llegará el aire al extremo de salida por lo que tendréis que rellenarlo antes
Hay uqe fijarlo con bridas y dejar el hueco de rellenado accesible, mirando lo más arriba posible (una vez fijado en esta foto lo giré)
Esta foto es una buena lección de lo que no hay que hacer. Aquí el RMV queda con el tapón de rellenado hacia abajo. Había que sacarlo, rellenar, tapar y volverlo a fijar.

Seguidamente introducimos el tubo negro en la toma de vací­o del VRM y lo conducimos hasta el motor, cerca de los cuerpos de admisión. Hemos de hacerlo de forma discreta y que no debemos apretar mucho las bridas que pudieran sujetar este tubo para no extrangularlo y dejar que el vací­o se efectúe con total normalidad.

Luego insertamos el tubo transparente en la parte inferior del VRM y lo pasamos hasta la rueda trasera por el lado izquierdo de la misma (el lado de la cadena). Nosotros elegimos llevarlo hasta la articulación del basculante, junto a la estribera izquierda, y de ahí­ a la cadena por debajo del basculante sujetado por unas bridas. Aquí­ usaremos las bridas grises, en nuestro caso, para que quede un poco más disimulado.

El tubo de salida se puede pasar por el basculante sijeto con las bridas que trae el conjunto. No es necesario apretarlas mucho, es sólo para mantenerlo fijo, no hay que estrangularlo.

Seguidamente cortamos el tubo a la medida necesaria e insertamos en el extremo final el inyector que viene en el kit y lo acercamos al plato lo más cerca posible de la cadena. Cabe destacar que el inyector debe ir muy cerca del plato pero no debe tocarlo ni tampoco a la cadena y que el corte de la punta del inyector debe ir hacia afuera.

Ahora debemos conectar el tubo de vacío a la toma de vacío del motor. Éste debemos conectarlo al tubo que se ve en las imágenes mediante la “T” blanca que incluye el paquete.

La conexión es muy básica, simplemente cortamos la manguera de vací­o elegida de la moto y la reconectamos con la “T” por los laterales opuestos y el transversal lo conectamos a la tuberí­a de vacío del Scottoiler.

Ya nos queda colocar la toma de aire y cebar el sistema.

Para cebar el sistema hay que colocar la manguera de llenado en el bote de aceite e introducir la punta de la misma en el tapón donde va la manguera del respiradero del VRM, luego presionamos la botella de aceite para forzar la entrada del mismo y que el aire salga por el inyector. Veremos pasar el aceite por la manguera transparente que llega del RMV al inyector.

Ya, como último paso, tan sólo hemos de ajustar el flujo de aceite. Para ello arrancamos la moto y la dejamos calentar, luego colocamos la rueda de ajuste de flujo en su posición máxima (Prime) y vamos cerrando hasta que salga del inyector una gota de aceite por minuto aproximadamente.

Y eso es to to to… to to to… to to todo amigos!

Por favor, comparte y comenta: